Restaurante Casares

El Cochinillo Segoviano, “icono” de nuestra gastronomía

El Cochinillo Segoviano, “icono” de nuestra gastronomía

Posted on

En artículos anteriores ya hacimos mención del plato que representa por excelencia el patrimonio gastronómico de Segovia, nuestro “cochinillo” asado en horno de leña, sin duda uno de los asados más tradicionales y populares de nuestra ciudad. 

El cochinillo asado ha sido uno de esos platos que a lo largo de la historia ha dado mucho de que hablar y sobre el que se ha escrito y dedicado magnas palabras como por ejemplo las que le dedicó José Mataix y en las que cita: “Comer un cochinillo hecho con ese amor con el que se hace en Segovia, no es sólo una forma de bien nutrirse, sino la mejor manera de comerse la tierra castellana con sus raíces, su cultura, sus sentimientos; en una palabra, su alma”.

Y alguien en algún momento lo definió como “inocente suculencia angelical”.

A pesar de que el cochinillo es un plato muy popular en diferentes partes del mundo, como se degusta en Segovia en ningún otro lugar…

Solo en nuestra ciudad se puede degustar este “icono culinario” de la manera más sencilla, natural y tradicional, sin utilizar ningún tipo de condimento que llegue a enmascarar el auténtico sabor del buen cochinillo asado en horno de leña.

En Restaurante Casares, el cochinillo es uno de los platos estrella de nuestra carta y se puede pedir en la carta como plato único o en nuestro menú típico segoviano, un menú muy completo en el cuál también se degustan otros platos tradicionales como los Judiones de la Granja y nuestro Ponche Segoviano.

Como nos preocupamos de servir siempre a nuestros clientes lo mejor, la materia prima con la que trabajamos, Cochinillo Marca de Garantía, certifica la calidad del producto y su origen. Esto se traduce en:

  • Los cochinillos son criados en granjas de la provincia de Segovia dedicadas únicamente a la producción del mismo.
  • Los cochinillos nacen y se crían en dichas granjas.
  • Se alimenta exclusivamente con leche materna desde el nacimiento hasta alcanzar el peso y la edad establecidos.
  • La alimentación de las progenitoras es a base de cereales de primera calidad.
  • Los cochinillos tienen un peso comprendido entre 4,5 – 6,5 kg, y su edad máxima es de tres semanas.
  • Las progenitoras permanecen en parques de semi-libertad y los cochinillos nacen y crecen en excelentes condiciones higiénico-sanitarias y de comodidad.

Disfrutar en Casares de nuestro cochinillo asado en nuestro horno de leña y colocado en la tradicional cazuela de barro se convierte en un doble placer. Saborear Segovia con unas vistas únicas al Acueducto Romano desde nuestro acogedor Salón Santa Bárbara no tiene precio …

¡Una vez lo has probado, tendrás difícil parar…

“El sonido que produce el cochinillo reciente cuando cruje, es una de las melodías más hermosas de entre todas las que la gastronomía segoviana supo componer a lo largo de los siglos” (Nuevo Mester de Juglaría).

¡Un asado jugoso, tierno y crujiente! 

¡¡Os esperamos!!