Restaurante Casares

Menú San Valentín en casa para enamorar

Menú San Valentín en casa para enamorar

Posted on

En Restaurante Casares tenemos preparado un completo y delicioso menú de San Valentín para que celebréis junto a la persona a la que amáis, una cena que sorprenderá, no os dejara indiferentes y que celebraremos el próximo sábado 17 de febrero.

Para aquellos y aquellas a los que os resulte imposible acudir a la mejor cita “gastro-romántica” que os ofrecemos, os proponemos en nuestro restaurante la elaboración de un menú para realizarlo en casa y de esta manera enamorar “gustosamente” a vuestra pareja.

 

Jamón serrano con membrillo

Un delicioso y diferente comienzo para celebrar la comida o cena de San Valentín y enamorar a tu pareja con esta receta que posee una mezcla de sabores que seguro que sorprende a vuestro enamorado/a.

¡Un valor seguro!San Valentín

 

Los ingredientes que vamos a necesitar para realizarlo son:

  • Lonchas finas de jamón serrano.
  • Tacos de membrillo.
  • Rebanadas de pan de molde.

 

Su elaboración es muy sencilla y rápida. Os aconsejamos realizar el entrante poco antes de degustarlo para evitar que el pan de molde se endurezca.

Lo primero que haremos será retirar la corteza del pan de molde y posteriormente cortamos las rebanadas en tiras 8el grosor dependerá de nuestro gusto).

Cortamos un taquito de membrillo de manera que nos dé para envolverlo con la rebanada. Envolvemos el membrillo con la rebanada, y a su vez envolvemos la rebanada con la loncha de jamón. ¡Y listo!

Una entrante sin duda sencillo y delicioso.

 

Risotto de ajo negro con crujiente de Parmesano

Esta receta hará que la comida o cena de San Valentín sea inolvidable ya que posee un sabor potente a la vez que una suave textura.

Los ingredientes que vamos a necesitar para realizarla son:

  • 100 gramos de cebolla.
  • 700 mililitros de caldo de verduras.
  • 10 dientes de ajo negro.
  • 40 gramos de mantequilla.
  • 60 gramos de queso Parmesano.
  • 200 gramos de arroz arborio.
  • 1 lima.
  • 50 mililitros de vino blanco seco.
  • Sal.

 

Lo primero que haremos será rallar el queso Parmesano. Posteriormente colocamos el queso rallado realizando cuatro pequeños montoncitos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno y horneamos a 180ºC durante 5 minutos o hasta que comiencen a dorarse. Dejamos enfriar y reservamos.

A continuación trituramos los dientes de ajo y colocamos en una cacerola con un poco de caldo de verduras y lo mantenemos caliente a fuego muy suave.

Pelamos y cortamos la cebolla en finos dados o en brunoise y la pocharla en una cacerola usando la mitad de la mantequilla.

Cuando la cebolla esté traslúcida añadimos el arroz, removemos y sofreímos un minuto. Agregamos el vino blanco, aumentamos la potencia del fuego y dejamos que se evapore el alcohol antes de empezar a añadir el caldo.

Iremos añadiendo el caldo cacito a cacito y sin parar de remover el arroz durante todo el proceso, de esta manera conseguiremos la textura cremosa tan típica del risotto.

El tiempo de cocción del arroz es de unos 15-20 minutos.

Ya solo nos queda incorporar el queso Parmesano rallado y el resto de la mantequilla. Removemos, ajustamos el punto de sal y dejamos reposar unos minutos antes de servir con los crujientes de Parmesano y ralladura de lima por toda la superficie.

¡Un bocado para disfrutar a Tutiplén!

 

Gambas al ajillo

Los ingredientes que necesitaremos son:San Valentín

  • 400 gramos de gambas cocidas.
  • 4 dientes de ajo.
  • Vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

 

Es una receta muy fácil de hacer. Lo primero será pelar las gambas, quitarles la cabeza y cola.

Las disponemos en un cuenco y las cubrimos con agua, echamos un buen chorro de vino blanco y las dejamos reposar durante dos horas.

En una cazuela de barro ponemos un poco de aceite de oliva con los dientes de ajo laminados, doramos los ajos y echamos las gambas escurridas, subimos el fuego y agregamos un poco del caldo donde han estado a remojo.

Salamos al gusto y servimos inmediatamente en cuanto estén en su punto de cocción.

 

Solomillo de cerdo con foie

Los ingredientes que necesitaremos para elaborarlo son:

  • 1 solomillo de cerdo.
  • 75 gramos de foie fresco o micuit.
  • ½ cebolla.
  • 75 mililitros de caldo de ave.
  • 50 mililitros de nata líquida
  • 25 mililitros de vino Pedro Ximénez.

 

Para elaborarlo lo primero que haremos será pochar la cebolla muy picada en una sartén y a fuego lento hasta que comience a tomar color.

Añadimos los trozos de foie y removemos despacio hasta que se comiencen a deshacer.

Cuando comience a derretirse el foie, añadimos el vino y subimos el fuego para que el alcohol se evapore.

Incorporamos el caldo de ave y dejamos cocer durante cinco minutos.

Para ligar la salsa, añadimos la nata y dejamos que se integre todo durante un par de minutos. Seguidamente trituramos todo en la batidora.

Volvemos a poner la salsa en la sartén y le damos otro hervor hasta que espese un poco.

Para finalizar haremos el solomillo a la plancha. Los cortamos a medallones y los salpimentamos, los doramos en la sartén u los servimos sobre una cama de salsa de foie.

El resto de la salsa la ponemos en una salsera.

 

Vasitos de tiramisú

Y para poner broche final a este romántico menú, nada mejor que unos deliciosos vasos de tiramisú.

Los ingredientes que necesitaremos son:San Valentín

  • 4 bizcochos tipo soletilla.
  • 70 gramos de café preparado.
  • 1 yema de huevo.
  • 30 gramos de azúcar glas.
  • 130 gramos de queso mascarpone.
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo.

 

Para realizar este postre de San Valentín lo primero que haremos será  mojar la mitad de los bizcochos de soletilla en café y los colocamos en la base de dos vasos que sean más bien bajos. A continuación, batimos la yema y el azúcar con unas varillas durante 2 minutos aproximadamente.

Añadimos el mascarpone y volvemos a batir 1 minuto. Ponemos una capa de la crema de mascarpone en los vasos encima de los bizcochos. Colocamos otra capa de bizcochos remojados en el café, cubrimos con la crema restante y espolvoreamos por encima el cacao en polvo.

Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

 

¡Feliz San Valentín!